fbpx

Como surgieron figuras para tartas de boda

Figuras para tartas de boda: ¿Cómo surgieron?

Las figuras para tartas de boda han estado encima de estas desde hace más de un siglo. Estas figuras simbolizan el amor y la unión y le añaden personalidad a cualquier tarta. No solo las puedes encontrar en las tartas de boda, ahora adornan tartas de bautizos, cumpleaños, aniversarios y hasta tartas de jubilación. Sin embargo, las primeras surgieron en las bodas, y tienen toda una historia.

Leyenda

Según la leyenda, la hija de un panadero se iba a casar en 1901 y le pidió a su padre que hiciera algo que simbolizara el amor que sentía por su futuro marido. Varios días antes de la boda, su padre hizo dos figuras, una de su hija y el otro de su futuro marido, y los colocó en la parte superior de la torta de bodas. Cuando su hija vio el pastel, quedo muy contenta. Nadie sabe si esta historia es cierta, pero ilustra el significado simbólico detrás de estas figuras.

Historia

Las figuras para tartas de bodas se remontan a la década de 1890.

La novia el novio en el pastel de bodas) las primeras figuras fueron hechas de pasta de goma y yeso. Por la década de 1920, fueron un éxito entre la alta sociedad. Las primeras figuras fabricadas comercialmente fueron hechas de vidrio, papel y madera. En 1924, un catálogo al por mayor en estados unidos vendió los primeros de cera, y en 1927 el catálogo de Sears Roebuck dedicaba una página entera a las figuras para tartas de boda. En 1928 se empezaron a fabricar los de parafina y celuloide. Por los años 50 ya eran un elemento imprescindible para las parejas de novios.

Figuras

En la época de la II Guerra Mundial las figuras del novio vestían uniformes militares. Los años 50 y 60 vieron la llegada de las primeras figuras más elaboradas. Las compañías introdujeron una variedad en las figuras de bodas situándolos por debajo de un arco. La novia llevaba un vestido de plástico de satén blanco, y el arco era adornado con flores de tela.

 En la actualidad

Hoy en día, las parejas pueden elegir entre una amplia variedad de figuras para sus tartas de boda. Las opciones son limitadas solamente por la imaginación. Vienen en celofán, papel, papel maché cera, entre otros materiales. Siempre son personalizados dependiendo los gustos e intereses de la pareja, ya que pueden elegir colores, diseños, materiales, tamaños, estilos y temas. La idea es elegir una figura que refleje el amor de la pareja.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp